9 de abril de 2008


Más pronto que tarde habrá que retomar un debate (¿sereno?) en España sobre las necesidades energéticas, y en concreto sobre la conveniencia de reimpulsar las centrales nucleares.

Lo de sereno, es porque los españoles no somos muy dados a los debates serenos. Rajoy ha estado moderado y por ello a muchos de derechas les parece que está acabado.

Rosa Díez hoy en el Congreso se ha atrevido a pedir lo que muchos pensamos y casi nadie había tenido coraje de decir en público: La división por 17 de los sistemas públicos de salud y educativo no ha salido bien y se debería rectificar para el bien de los ciudadanos. ¿Será porque 17 es número primo?

1 comentario:

  1. Anónimo9/4/08 23:18

    ¿o será que los "primos" somos los ciudadanos?

    ResponderEliminar