29 de septiembre de 2009


De los siete arcángeles sólo conocemos el nombre de tres, Rafael, sanador, Gabriel, anunciador y patrono de los periodistas, y Miguel, el principal de los siete, el ángel guerrero, el que echó del Paraíso a Satanás con su espada de fuego.

Su nombre significa "Quién como Dios"; además de aparecer en varios pasajes del Antiguo Testamento y en el Apocalipsis, al parecer tuvo a bien bajar a Fátima en 1916 a darse un garbeo por aquí.

Por cierto, la festividad original del 29 de septiembre era la de San Miguel (¡Deje dos cajas!) y tras la reforma litúrgica se unificaron las fiestas de los arcángeles y así se nos incorporaron los Rafaeles y Gabrieles que tenían otros días (¡intrusos!).

Esta imagen de San Miguel presidía una iglesia dedicada a su nombre en Villalpando (Zamora) hoy casi derruida, de la que se pudo salvar esta imagen, que se encuentra en el Museo de San Nicolás.

4 comentarios:

  1. Anónimo29/9/09 9:45

    Felicidades por tu celebración, que continuaremos el viernes (con lo que quede de las dos cajas)
    Pedro

    ResponderEliminar
  2. Miguel, muchas felicidades en el día de tu santo, espero verte pronto para darte un abrazo.
    Nani

    ResponderEliminar
  3. Muchísimas gracias a Pedro, Nani, Félix, Carmen, Marta, Merce, Juan, Fernando, Gracia, y a todos los que se acordaron de mi hoy.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades Miguel y perdona por el retraso, pero yo fui el que se bebió las dos cajas y todavía ando de resaca. Muchos besos desde Lanzarote.

    ResponderEliminar