1 de agosto de 2008

El chalet que en la actualidad ocupa la Fundación Gustavo Bueno era entonces la Clínica del Dr. Miñor, afamado tocólogo de Oviedo. El edificio conserva de su uso original una cenefa de cigüeñas portadoras de niños.

El mes de julio había resultado especialmente caluroso y Dña. Mercedes había salido de cuentas allá por el día 15. El niño se retrasaba. Finalmente los trabajos de parto comenzaron el 31 y el alumbramiento se produjo cerca de la una de la madrugada, es decir, ya el día 1 de agosto.

El fenómeno que dio a luz pesó 5,9oo kg. Sí, sí, han leído bien: 5,900.

En septiembre de ese mismo año nació otro bebé en la misma clínica que asegura haber superado el récord: 6,100 Kg.

Hace 43 años de eso.

1 comentario:

  1. Anónimo1/8/08 16:09

    Felicidades, para los que te conocemos

    ResponderEliminar