7 de enero de 2007

"Amnistía Internacional acogió con beneplácito la decisión de llevar a Sadam Husein ante la justicia por las violaciones de derechos humanos cometidas por su gobierno, pero tendría que haberse hecho por medio de un proceso judicial justo y sin recurrir a la pena de muerte. Al final, el juicio careció de las debidas garantías, estuvo caracterizado por las injerencias políticas, y fue muy criticado por no cumplir las normas internacionales sobre juicios justos. Amnistía Internacional expuso varias veces su preocupación por el juicio de Sadam Husein y otros acusados ante el Alto Tribunal Penal Iraquí."


Ante todo juicios justos, por favor. Después luz y taquígrafos.

1 comentario:

  1. Anónimo9/1/07 12:09

    Me preocupan más las noticias sobre los malos tratos generalizados a los niños en China, que la muerte de un dictador.

    ResponderEliminar